Cada año se abandonan más de 3.000 gatos en España por el nacimiento de un hijo

Según un estudio realizado por www.promiau.com a partir de los datos facilitados por la Fundación Silvestre el 13% de los abandonos de gatos en España durante 2007 fueron motivados por el nacimiento de un hijo, lo que supone algo más de 3.000 abandonos del total de 24.000 registrados el año pasado en España.

Una de las principales causas, según David Jolis, veterinario asociado a Promiau, es el miedo de muchas madres embarazadas a que el recién nacido nazca con toxoplasmosis: “Por desconocimiento de la enfermedad, muchos profesionales de la salud han creado una alarma social en estos últimos años, aconsejando de forma equivocada a las mujeres embarazadas y contribuyendo indirectamente al abandono de animales domésticos”. Sin embargo, según David Jolis, en la mayoría de los casos los gatos domésticos no son transmisores de la enfermedad “y siguiendo unas pautas básicas de higiene se limita enormemente el riesgo de contraer toxoplasmosis”.

De hecho, en la actualidad se estima que tan sólo entre 1 y 10 de cada 10.000 recién nacidos en España nacen afectados por esta enfermedad, según datos ofrecidos por la Fundación Silvestre durante la conferencia “Toxoplasmosis y el abandono de animales” celebrada en Barcelona. “Además, el riesgo importante para el feto existe durante el primer trimestre de embarazo, y siguiendo unas pautas para evitar el contagio, este se reduce de forma drástica”, puntualiza el Dr. David Jolis.

Campaña de sensibilización
Con el objetivo de eliminar ciertos mitos y leyendas acerca de la enfermedad, Promiau.com ha puesto en marcha todo un conjunto de medidas para dar a conocer la toxoplasmosis. Así, desde enero, se ha abierto una sección con el veterinario David Jolis, quien resolverá todas las dudas de los usuarios. Además, estamos preparando un apartado especial en la web con consejos útiles para prevenir la enfermedad.

Más sobre la toxoplasmosis
La infección por toxoplasmosis ocurre principalmente por 4 vías: por contacto oral con tierra, agua u hortalizas infectadas, comiendo carne infectada, por contacto oral con heces de gato infectadas o por transmisión congénita. Por ello, “el gato casero que come alimentación industrial y acude regularmente a su veterinario no se puede infectar de la enfermedad”, previene Jolis.

Sin embargo, hay una serie de pautas básicas de higiene para evitar el contagio, como quitar las heces de la bandeja a diario, limpiar la bandeja con agua caliente, no comer carne cruda, lavar frutas y hortalizas antes de consumirlas o no dar de comer carne cruda al gato.

FacebookTwitterPin It

Búsqueda

Social Links

Crea tu adhesivo Seresto

Crea tu adhesivo Seresto

Consulta al experto

Consulta al experto

Responsabilidad social

Bayer: Responsabilidad social corporativa

Guía: Cuida a tu gato

Guía Cuida a tu gato

Tamaño de fuente

-
+
Click para ajustar

Nº de atención telefónica

(0034) 902 108 233